AEPB
FORMACIÓN Y SUPERVISIÓN
SABER MÁS
LINKS
El efecto mariposa PDF Print E-mail
Toni Piera

El efecto mariposa: Intervenir desde la pauta de la queja 

A los terapeutas orientados hacia las soluciones nos gusta empezar a intervenir para conocer el estilo y feed-back del cliente ya desde el principio de la terapia. Es lo que nombramos diagnóstico-intervención.

Una forma sencilla y directa de empezar a desencadenar cambios en este sentido, al tiempo que conocemos mejor el funcionamiento del problema en el contexto vital del cliente,es alterar el patrón de acciones en el que se desarrolla el síntoma. El terapeuta hace que los clientes introduzcan alguna pequeña variación en el desarrollo de la queja y empieza a observar las reacciones producidas.

Este cambio en las acciones generalmente inicia una espiral de nuevas reacciones,que conduce a una percepción diferente de la queja y de esta manera se empieza a producir el cambio emocional deseado.

 

Para aplicar los cambios en la pauta es fundamental tener una idea concreta de cómo se desarrolla la queja; nos formulamos las preguntas: ¿Quién hace qué, a quién, dónde,cuándo.....? para de esta manera de esta manera recoger datos que nos van a permitir una intervención más creativa y adaptada al contexto vital del cliente.

Es un tipo de intervención basada en la utilidad del llamado “insight indirecto" en el que el cambio en la acción genera una toma de conciencia a posteriori. Esta toma de conciencia, al redefinir los cambios y resumir los procesos durante la terapia, van generando un nuevo “corpus cognitivo” en el paciente que ha sido generado primero por acciones variadas. Dicho de otra forma, mientras cambiamos entendemos el cambio; aquel cambio es actuado y comprendido en primera persona, fundamento de toda terapia de “carne y hueso” y con ello, el nivel de autoría personal del paciente aumenta sintiéndose “héroe y participe” del proceso vital acontecido.

Desde un punto de vista estructuralmente terapéutico, los tiempos técnicos se acortan y esquivamos las posibles resistencias y ambivalencias que todo proceso terapéutico genera por muy colaborador que el cliente se muestre en un principio. Esto último presenta una gran ventaja operativa en síntomas altamente incapacitantes que no responden de forma eficiente al cambio  por toma de conciencia a priori, como entre otros pueden ser las fobias, los trastornos alimentarios o problemas sexuales y de relación. 

El origen formal de este trabajo lo encontramos a  raíz de la aportación de Milton Erickson, en virtud del cual y desde diversas aportaciones de alumnos posteriores se han desarrollado formas más o menos sistemáticas de realizar cambios en la pauta.

Algunos ejemplos de variaciones en la pauta en un caso por ejemplo de discusones de pareja que se pueden prescribir como pequeños cambios son:

1.Cambiar el lugar del síntoma: Cada vez que discutan lo han de hacer en un lugar poco habitual.

2.Cambiar la duración de síntoma aleatoriamente:Disctutir cada día exactamente durante 20 minutos antes de la cena.

3.Cambiar la modalidad: Discutir por escrito guardando turnos.

4. Añadir un elemento:Grabar las discusiones cada vez que sucedan,para escucharlo en la consulta.

5.Cambiar el orden:Reconciliarse primero y discutirse después. 

6.Ordalía o pacto con el diablo:Cada vez que discutan el tema, han de llamar al día siguiente a las respectivas suegras y conversar 30 minutos con ellas.

7.Cambiar la recuencia:A lo largo del día llamarse en tres momentos acordados y discutir por telefóno durante 7 minutos. 

¿Qué tratamos de hacer con ello?

Como terapeutas alteramos las pautas de acción e interacción que rodean a las situaciones problemáticas con el fin desbloquear la situación y abrir nuevas posibilidades de cambio, que luego consolidamos con la ampliación y anclaje de recursos, hasta generar una nueva autonomía en el cliente. 

Las pautas de acción automáticas son aspectos esenciales de la vida de las personas, y de la misma manera que aumentan la eficiencia de nuestra percepción y conducta, cuando estas son disfuncionales e insatisfactorias, crean círculos viciosos que pueden llegar a atraparnos en un “bucle” de difícil disolución en primera persona.

De acuerdo con la finalidad de la terapia, es necesario alterar las respuestas automáticas que acompañan los síntomas o conductas indeseadas. Desde aquí, intervenir en una pauta es reemplazar alguno de sus elementos por otro que cae fuera de los límites acostumbrados, o bien remover u sumar elementos. El modo mas fácil y directo de intervenir en el contexto que contiene la queja es alentar a un paciente a modificar las acciones problema en un grado pequeño, estimular pequeños cambios que empiecen a marcar una diferencia.La alteración que producimos con el cambio en las acciones de la queja modifica las pautas que la rodean, y muchas veces la conducta problema desparece, de una forma mas o menos gradual.

Pero.... ¿qué tipo de cambios?, ¿como lo hacemos? Para los diversos estilos personales, los terapeutas pueden aplicar estrategias diferentes, así podemos intervenir en la pauta de maneras diferentes siempre siguiendo la lógica de la alteración del contexto para disolver la pauta interactiva del síntoma como

A lo largo de los años hemos descubierto que hay problemas que se prestan especialmente efectivos en este tipo de problemas, como los problemas relacionales, las adicciones, los trastornos alimentarios así como los problemas de ansiedad y depresivos, continuándose en una segunda fase de la terapia orientaciones adaptadas a la situación y queja concreta de cada paciente.

Así pues, a pesar de ser increíblemente poderosas, estas prescripciones de cambio en la pauta han de ser completadas en un segundo momento de la terapia con prescripciones que nos oriente  a la consolidación y ampliación de cambios generado desde las soluciones y recursos de los clientes. Ganamos así también una mayor profundidad y personalización del proceso de cambio que de otra manera podía que en un nivel excesivamente superficial o aumentar la tendencia del paciente al afecto mágico o incomprensión del proceso.

¿Cómo presentamos este tipo de cambios en la pauta?. Aquí es donde el tipo de relación establecida juega un factor importante en la presentación del cambio, y donde el arte de la sugestión toma importancia por derecho propio. El cambio en la pauta lo podemos presentar como:

1.Como el primer paso hacia el control del problema o manera de incordiar al problema

2.Con personas de orientación científica lo presentamos como “un cambio en la pauta de estímulos interactivos que nos lleva a una modificación del sistema”,

3.Con personas tendientes a la introspección como un cambio que “ayudara a entender la raíz inconsciente del problema y sus causas” o una tarea diagnóstica

4.Incluso como “lo que se tiene que hacer” en personas tendientes a ver el mundo en términos autoritarios.

Vivimos diariamente como terapeutas el hecho de que el éxito de este tipo de intervenciones depende de la buena relación que se establezca entre el terapeuta y el cliente individual o familia, y el nivel de co-participación ( como nos gusta llamarlo ) que conseguimos con el sistema con le que interactuamos. En este punto hemos de destacar lo importante que es la "relación de compra" , ya que una intervención aparentemente más allá del sentido común ha  de estar relacionada con un aspecto emocionalmente cargado para el cliente o familia para aumentar la posibilidad de solución. Si este aspecto no se cumpliera, es poco probable que los clientes sigan las sugerencias y entonces la pautas no se modificarán.

En un próximo artículo revisaremos como ampliar las mejorías a partir de los cambios generados con el cambio de pauta y consolidar así el cambio desencadenado fundamento de toda terapia breve, sólida , consistente y por tanto a nuestro entender más efectiva.

Bon Apetit.

Toni Piera.

Bibliografía:

Haley J.Terapia no convencional:las estratégias psiquiátricas de Milton Erickson.Buenos Aires:Amorrortu,1980. 

O´Hanlon,W.H. y Weiner-Davis,M.En busca de soluciones.Bacelona:Paidós,1991.

O´Hanlon,W.H.Raíces profundas.Principios básicos de la terapia y de la hipnosis de Milton Erickson.Barcelona:Paidós 1989.

 

¿Quiénes forman AEPB?

AEPB esta formada por los miembros de la Junta directiva,el Comité científico y los socios.

Junta Directiva:
Presidente: Victor Amat
Vicepresidente: Toni Piera
Tesorero: Elisabet Font

Hazte socio cursos
 
 
 
 
 

Sede d'AEPB
Provença 500 pt.3
08025 Barcelona
T. 93 433 53 16
enviar mail